Alex Ferguson y Carlos Tévez, historia de un enfrentamiento

 

En 2012, el Manchester City le arrebató el título al Manchester United en la última jornada y celebró el título de la Premier League por todo lo alto. En los festejos, el delantero argentino Carlos Tévez encendió las alarmas cuando mostró una pancarta en la que se podía leer «R.I.P. Fergie».

 

 

Una de las hipótesis sobre el cartel hablaba de unas declaraciones de Ferguson, que fue preguntado sobre si en algún derbi de Manchester no se vería favorito, a lo que respondió: «No, nunca». Otras, simplemente, apuntaban al lanzamiento del cartel por parte de un aficionado al autobús.

Carlos Tévez y el Manchester City, se disculparon ante el Manchester United y Alex Ferguson. «Me dejé llevar por la emoción del momento y, ciertamente, no fue mi intención faltarle el respeto a Alex Ferguson, a quien admiro como hombre y como entrenador». El cartel que «El Apache» exhibió por las calles de Manchester, sin embargo, aducía a unas palabras que el técnico del United pronunció hace tres años, cuando le preguntaron si volvería a perder contra el City, y este respondió con un «no mientras yo siga vivo».

 

 

El City también quiso censurar la actitud de Tévez señalando que «la creación de material de mal gusto es, en sí mismo, un hecho censurable y, al aceptarlo y blandirlo, Carlos ha cometido un error de juicio importante». El comunicado oficial del City expresaba sus «más sinceras disculpas a Alex Ferguson y al Manchester United por cualquier ofensa o angustia causados».

Carlos Tévez abandonó el Manchester United en el año 2009 para trasladarse a las filas del equipo vecino, el City y su marcha no se estuvo exenta de polémica. En primer lugar, por su marcha al eterno rival, y también por su relación deteriorada con Alex Ferguson. El desencuentro comenzó en Roma, tras caer en la final de Champions de 2009 ante el Barça. El entonces delantero de los ‘red devils’ solamente disputó unos minutos en la segunda mitad. «Ferguson se cree el presidente de Inglaterra. Era imposible discutir con el viejo, porque siempre salías perdiendo. Cometió un error al dejarme en el banco en la final en Roma. Esa fue la única final que perdió el equipo desde que llegué yo». Y días más tarde agregó: «Él habló siempre barbaridades de mí y yo nunca salí a decir que me tenía que pedir perdón».

 

 

Tras firmar con los «Citizens», fue Ferguson el que confirmó la ruptura existente entre el argentino y el escocés con su bendición al fichaje: “No creo que valga 25 millones de libras”. A lo que Carlitos respondió: “no me quedé en Manchester porque Ferguson no hizo lo suficiente para retenerme. Nunca me llamó ni me mandó ningún mensaje de texto”.

Posteriormente, se supo por parte de Patrice Evra, con el que fueron compañeros en la Juventus, que la fijación de Alex Ferguson en Carlos Tévez iba un paso más allá incluso después de su marcha del United. «Carlos Tévez es mi amigo, pero no me puso contento cuando se sumó al Manchester City en 2009. Me molestó porque era un gran jugador. Entiendo que el fútbol puede ser complicado, sin embargo no me gustó cuando lo vi en el cartel de ‘Bienvenido a Manchester’ después de firmar con el City. No me gustó y se lo dije. Hacíamos bromas, éramos muy cercanos y a Ferguson no le gustaba eso, especialmente cuando vio en el diario nuestra foto en la puerta de un restaurante. No quería que sus jugadores se relacionaran con los del City, que estaba volviéndose un equipo más fuerte. Sin embargo, yo no solo soy un futbolista, soy un hombre leal a sus amigos y Carlitos era mi amigo».

 

 

En 2010, cuando el United y el City debían disputar las semifinales de la Copa de la Liga, Evra solía ser el capitán en ausencia de Gary Neville y, aun así, él tenía relación y también hablaba por teléfono con el mejor jugador del rival. «Escúchame, Carlitos. Somos amigos, sé bueno conmigo. No me choques la mano y pienses que todo estará bien entre nosotros. Carlitos se reía. Decía que el City iba a vencer al United, pero en el fondo yo creo que él tenía afecto por el United. Una vez me dijo que siempre respetó a los hinchas del United. Sé que rindió en el City, fue un gran jugador para ellos, sin embargo no ganó la Premier League», finalizó.

En la actualidad parece ser que Tévez ya ha dado el tema por concluido si analizamos algunas de sus últimas declaraciones. «Creo que Alex Ferguson es un motivador impresionante porque yo me acuerdo que el día que firmé por dos años con el United, él se acercó y me dijo una sola frase: ‘Bienvenido al mejor club del mundo’. Y cuando el técnico viene y te dice eso es porque tenés que estar en tu mejor momento y así fue, opino que estuve en el mejor club del mundo. Ya desde ahí fue una relación muy especial. Nosotros teníamos un equipazo: Rooney, Cristiano, Giggs, Scholes. El primer año ganamos la Champions. A Ferguson solo le importaba el escudo, el club. Sea quien sea».

 

 

Para cerrar, Tevez otra gran anécdota con el ex entrenador: «Un día me acuerdo que estábamos jugando muy mal. Cristiano estaba muy mal también. Entramos al vestuario y tiró todo, estaba recaliente. Se volvía loco y pensé que le iba a dar un ataque en cualquier momento. Después casi siempre jugaba bien y transmitía alegría siempre. Pero cuando estábamos mal, él no los hacía saber y nos recordaba que estábamos en el mejor club del mundo».

Alex Ferguson por su parte se encargó de remarcar en su libro «Leading», que Carlos Tévez fue junto a Wayne Rooney, David Beckham, Roy Keane, Peter Schmeichel y Rio Ferdinand, un gran jugador.