AC Sparta Praha, la historia hegemónica de los «rudí»

 

El Athletic Club Sparta Praha Fotbal Akciová Společnost es sin duda el club de fútbol más famoso de la República Checa, con más de cien años de historia y una larga lista de éxitos nacionales e internacionales. Ni más ni menos que 21 ligas checoslovacas, 12 ligas checas, 8 Copas Checoslovacas, 6 Copas Checas, 3 Copas de Europa Central (Copa Mitropa), y el hito de haber llegado a las semifinales de la Copa de Europa en 1992 son sus mayores logros.

A lo largo de su historia han defendido sus colores futbolistas de la talla internacional como Karel Poborský, Tomáš Rosický, Pavel Nedvěd, Jan Koller, Petr Čech, Zdeněk Grygera, Tomáš Skuhravý, Zdeněk Svoboda o Jiří Novotný.

 

 

El rival tradicional de los «rudí» es el SK Slavia Praga, con quien disputa el vibrante Pražské derby desde 1896, aunque también mantiene rivalidades históricas de menor intensidad con sus vecinos Dukla Praga y Bohemians.

 

 

Las raíces de un equipo europeo histórico

El 16 de noviembre de 1893 tiene lugar la fundación del Athletic Club Královské Vinohrady, y la aprobación de sus primeros estatutos. El conjunto checo vestiría durante sus primeros años de color negro, con una gran «S» blanca en el pecho, y jugaría sus partidos como local en el barrio de Holešovice, concretamente en la calle Na Maninách.

La idea de fundar este club fue de un pequeño grupo de jóvenes liderados por tres hermanos: Václav, Bohumil y Rudolf Rudl, que elegirían a Max Švagrovský como su primer presidente. Posteriormente, el 17 de diciembre, tuvo lugar la primera asamblea general del nuevo club, donde se decidirían los colores oficiales del club: el azul (simbolizando Europa), el rojo (simbolizando su ciudad, Real) y el amarillo (que en combinación con el rojo forma los colores de Praga).

 

 

En la asamblea general del 9 de agosto de 1894, celebrada en el café Demínka, tuvo lugar un mítico momento que cambiaría la historia del club para siempre, cuando el directivo Vladimír Horejc pronunció su famosa frase: «A partir de ahora, nuestro club se llamará AC Sparta«. Desde aquel entonces, el nombre solamente ha sufrido pequeños cambios, con el denominativo «Sparta» siempre presente:

  • 1893 — Athletic Club Královské Vinohrady
  • 1894 — Athletic Club Sparta
  • 1948 — Athletic Club Sparta Bubeneč
  • 1949 — Sokol Bratrství Sparta
  • 1951 — Sparta ČKD Sokolovo
  • 1953 — TJ Spartak Praha Sokolovo
  • 1965 — TJ Sparta ČKD Praha
  • 1990 — TJ Sparta Praha
  • 1991 — AC Sparta Praha
  • 1993 — AC Sparta Praha fotbal, a.s.

 

 

El 29 de marzo de 1896 llegaría el primer derby contra el Slavia, y así se iniciaría su eterna rivalidad. En aquel encuentro el Sparta se impuso con un marcador ajustado de 1-0, ¡aunque el árbitro anuló su gol después del partido debido a las protestas del Slavia!

En 1905 el club encuentra un nuevo hogar en Letná, construyendo así el que sería su primer estadio en propiedad, emplazamiento que hoy día ocupa el Museo Técnico Nacional. Allí jugó sus partidos como local hasta el año 1917, año en el que decidió mudarse un par de cientos de metros más cerca del parque Stromovka, donde fue construida la primera versión (sin gradas) de su actual estadio. En 1921 se construyeron gradas de madera, creando la primera tribuna en un campo de fútbol de Checoslovaquia, con capacidad para 1700 espectadores, decorada con un letrero de estilo inglés con el texto: «A.C. SPARTA«.

En 1906 el Dr. Petřík, el presidente del club en aquel momento, visitó Londres para asistir a un partido del Arsenal. Quedó tan impresionado por el juego desplegado por los «gunners» que decidió comprar uniformes rojos para los jugadores del Sparta, el mismo color que llevaba el Arsenal en ese momento. Y fue así como el Sparta de Praga cambió sus anteriores uniformes blanquinegros (adoptados posteriormente a los originales negros).

 

 

La edad dorada del club con dominio local y centroeuropeo

Poco después de la Primera Guerra Mundial, el Sparta Praha consiguió reunir una plantilla que impuso su hegemonía durante los años veinte y treinta, siendo conocida popularmente como «Sparta de Hierro«. La liga de fútbol de Checoslovaquia fue fundada a mediados de los años veinte, y el club consiguió dominar el fútbol checoslovaco durante sus primeras temporadas.

A día de hoy, los aficionados aún recuerdan los nombres de los jugadores de la época con admiración: František Peyr, Antonín Hojer, Antonín Perner, Karel «Káďa» Pešek o František Kolenatý. Unos años más tarde, algunos nombres no menos famosos aparecieron, como František Hochmann, Jaroslav Burgr, Ferdinand Hajný, Josef Silný, Josef Čtyřoký, Josef Košťálek y en particular Oldřich Nejedlý, el máximo goleador del Mundial de 1934. Poco antes de que comenzase esta famosa época dorada, Vlasta Burian, el hombre que más tarde se convirtió en el rey de la comedia checa, jugó como guardameta para el club checo.

 

 

Los hitos de la primera edad dorada de la historia del club son tres títulos de la Copa Mitropa, oficialmente Copa de la Europa Central, que fue la primera gran competición internacional de clubes, auspiciada por la FIFA. Una idea original del austríaco Hugo Meisl, secretario general de la Federación Austríaca de Fútbol y directivo de la FIFA, en la que participaron equipos de la Europa Central e Italia. Fue un trofeo histórico sucesor de la Challenge-Cup disputada entre 1897 y 1911 abierta a clubes del Imperio austrohúngaro. La idea de organizar la Copa Mitropa nació en Venecia en julio de 1927 y la competición se inició el mes de agosto del mismo año.

El Sparta Praha consiguió coronarse campeón en 1927 sobre el Rapid Viena, en 1935 ante el Ferencvárosi FC, y el tercero llegó en 1964 al vencer en la final a uno de sus grandes rivales checoslovacos del Slovan Bratislava.

 

Época moderna, del infierno de la segunda división a la Copa de Europa

Hasta 1975, el Sparta de Praga era el único club que nunca había descendido a la segunda división checoslovaca. La temporada 1974-1975 debido a una serie de catastróficas circunstancias, el equipo descendió a la segunda división tras un decepcionante penúltimo puesto y 27 puntos, solamente cuatro más que el último clasificado. El club pasó un año en la división de plata del fútbol checoslovaco y regresó a la primera división.

El club no ganó otro título de liga hasta los años ochenta cuando reunió en sus filas a Jozef Chovanec, Jan Berger (tío de Patrick), Ivan Hašek, Tomáš Skuhravý y Stanislav Griga. Una generación irrepetible de futbolistas que impondría una dictadura deportiva al proclamarse campeón en 1983-84, 1984-85, 1986-87, 1987-88, 1988-89 y 1989-90. Además, en 1984 el equipo llegó hasta los cuartos de final de la Copa de la UEFA, donde fue eliminado por el Hajduk Split yugoslavo tras haber eliminado en primera ronda al Real Madrid. En los años noventa, tomaron el relevo Horst Siegl, Michal Horňák, Václav Němeček, Martin Frýdek, Jiří Němec, Petr Kouba o Pavel Nedvěd, muchos de los cuales formaron parte del histórico combinado checo que se proclamó subcampeón de Europa en la Eurocopa 1996.

 

 

El Sparta Praha participó en la primera edición de la Liga de Campeones de la UEFA en su nuevo formato en 1991-92, quedando a las puertas de la final, pero situándose entre los cuatro mejores equipos de Europa por primera vez en su historia. De hecho, el Sparta ha sido un participante regular en la Liga de Campeones de la UEFA, la competición europea más prestigiosa, desde 1997. La única excepción fue en 1998-99 cuando el club no consiguió superar la fase de clasificación, perdiendo ante el Dynamo Kyiv en los penaltis.